El cine renacido por Carol

Se acerca la edición 2016 de los Oscar, los premios más famosos del universo cinematográfico. Aunque siempre se puede acusar a la Academia de ignorar al circuito independiente y centrarse casi exclusivamente en las películas que facturan las grandes productoras, ello no quiere decir que las obras a concurso sean de baja calidad. En absoluto.

De hecho, las ocho nominadas este año en la categoría de mejor largometraje tienen un amplio respaldo de crítica y público, lo cual no es nada habitual. Este que suscribe ha visto ocho de ellas, todas las que se han estrenado en España. Me faltan Brooklin y La Habitación (esta última tiene una pinta alucinante), que estarán en la gran pantalla a finales de este mes de febrero.

Me voy a centrar en dos de ellas, ambas estrenadas el pasado 5 de febrero. No las he escogido únicamente por que hayan sido las que he visionado más recientemente, sino también porque ambas me han transmitido algo especial, de formas diferentes.

Muchas cosas se han dicho de El Renacido, cinta que narra una gran batalla de supervivencia librada por el personaje interpretado por Leonardo di Caprio, inspirado en un expedicionario real del siglo XIX, circunstancia que curiosamente no se destaca ni al principio ni al final de la historia. Tampoco se ha dicho en la promoción del filme que en realidad se trata de un remake. La película de John Houston El Hombre de una Tierra Salvaje (1971) relata los mismos acontecimientos y, aunque confieso que no he visto más que el tráiler, la estética parece bastante similar a la versión de 2015 realizada por Alejandro González Iñárritu (con el eviente abismo tecnológico de por medio). El dato se lo debo a mi hermano Diego.

Sin embargo, eso no implica quitar un ápice de mérito al director mejicano, que ha logrado una auténtica obra de arte. En mi opinión no sólo a nivel estético, visual y formal, como señalan muchas de las críticas, aunque es evidente que el foco de Iñárritu está puesto en esos aspectos. Sin perjuicio de ello, no me parece que la película adolezca de falta de emoción, como se la ha acusado.

Es cierto que la historia es crudísima y desgarrada, y que cuesta identificarse con el protagonista de la odisea, pero en mi opinión eso es debido a que Di Caprio sufre la mayor parte del tiempo como un salvaje y no como un humano. Se parece más al oso que le ataca y hiere al principio de la película –en la que para mí es una de las mejores escenas de acción de la historia del cine– que al hombre lleno de odio en el que se transforma a medida que avanza la epopeya.

Por otra parte, niego la mayor. No creo que a la película le falta emotividad. Hay escenas realmente conmovedoras, especialmente cuando Hugh Glass entra en contacto con los indígenas en diversas partes de la historia. Por poner un pero, puede resultar algo fallido el recurso al flashback, en ocasiones excesivo y que no aporta demasiado en cuanto al contenido, aunque me parece que su belleza visual lo justifica plenamente. Para mí, El Renacido es el largometraje de mayor calidad de todos los nominados (de entre los ocho que he visto) y se merece al menos el premio a mejor película, director, fotografía y…

La gran pregunta que todo el mundo se hace es si ese actorazo llamado Leonardo Di Caprio recibirá de una vez el Oscar. Es desde luego el favorito en todas las quinielas y todo apunta a que esta vez sí se lo va a llevar. ¿Es merecido? En mi opinión, sí, pero no tanto por esta película, que probablemente también, sino por una trayectoria plagada de interpretaciones exquisitas en películas excelentes.

Si es que finalmente se lo dan, llega tarde y no compensa las injusticias históricas que Hollywood ha cometido con este intérprete, especialmente en 2005, cuando desde mi punto de vista le fue literalmente atracada la estatuilla por su papel de Howard Hughes en El Aviador. Muy pocas veces he visto una interpretación tan magistral.

Y hablar de interpretaciones magistrales conduce directamente a Carol, otra de las producciones nominadas y cuyas dos intérpretes principales, Cate Blanchet (que precisamente ganó el Oscar por su papel secundario en la mencionada El Aviador) y Rooney Mara, hacen un trabajo sencillamente legendario. Sin embargo, esta última se quedará sin premio a la mejor actriz principal, aunque luchará por el de mejor actriz de reparto. Se debe a la incomprensible costumbre de los académicos de conceder dos nominaciones a la misma categoría interpretativa si proceden del mismo filme, como si Blanchet tuviera un papel más importante que el de Mara, tan falso como el hecho del que se hubiera decidido lo contrario (aunque el mayor caché de Blanchet eliminaba esta posibilidad).

Me parece muy injusto que una de las dos se vaya a quedar sin ese galardón. La Academia debería haber otorgado este año el premio de manera compartida, algo que, por lo que respecta a los intérpretes, sólo se ha hecho dos veces en la longeva historia de los galardones más populares de la historia del cine. Se recuerda especialmente la edición de 1968, cuando el premio a la mejor actriz se lo llevaron ex-aequo Barbara Streisand y Katharine Hepburn por sus papeles en Funny Girl y El León en Invierno, respectivamente.

Blanchet y Mara convierten una historia muy bien filmada pero con un guión simplemente correcto en un fabuloso regalo para los ojos, los oídos y, sobre todo el corazón. Carol llega hasta el tuétano, es una película que te devora emocionalmente, te encandila casi sin que te des cuenta, de una forma natural, como sólo lo consigue el cine auténtico. La historia de amor entre estas dos mujeres está llena de sensibilidad, erotismo y ternura. Es totalmente verosímil de principio a fin y está rodada con una elegancia que sorprende en los tiempos que corren, donde todo en el arte se exagera, retuerce e infla para que parezca mejor.

La película británica dirigida por Todd Haynes y basada en la novela de Patricia Highsmith supone un fabuloso desvío de los cánones del cine moderno. No hay más tecnología y artificio que el de los contraluces, efectos de cámara y fuerza interpretativa de sus actores, un auténtico renacimiento de los parámetros clásicos que de vez en cuando se agradece.

¿Que después de leer esto no sabéis por cuál decidiros?

Mi consejo es claro: ved las dos y juzgad vosotros mismos si debéis darme la razón o ponerme a parir. Y, si no sois de los que odiáis leer subtítulos, en versión original.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El cine renacido por Carol

  1. el JoKeR dijo:

    Buen artículo sobre todo la parte que se nombra a un tal Diego, el mejor párrafo.

    Sin embargo una puntualización y después mi opinión. Este año solo han nominado a 8 películas y no a 10. Spotlight, Mad Max, The big short, The revenant, Carol, Brooklyn, The martian y Room.

    Yo creo que no ponen remake a la película del Revenido (jeje, me gustó una vez que lo oí) porque al ser una historia real y basada en un libro no se suele decir remake.

    A mi me falta de ver Carol, Brooklyn y En la habitación, y sin lugar a dudas la que más me ha gustado de las 5 que he visto ha sido Mad Max. La segunda que más la gran apuesta. Por cierto, muy mal que no hayan nominado a Inside out, no te parece? Podían haber completado las 10 con esa, quitar al marciano, meter a beats of no nation y a los odiosos ocho. Todo ello si no nos metemos en valorar a películas menos comerciales.

    No sé, no creo que haya habido un gran nivel este año, aceptable.

    • alber4 dijo:

      Querido joker, siento haber tardado tanto en contestar a tu valioso comentario. Últimamente he andado algo descuidado con este tema y espero que no vuelva a pasarme, porque aprecio muchísimo todos los comentarios que me dejáis y creo que es importante contestar a todos, sobre todo cuando están currados como el tuyo.
      Tienes razón con lo de las 8 nominadas, se me escapó ese dato y cometí el error, ya lo modifiqué.
      Aunque ya hayan pasado unas cuantas semanas desde los Oscar, la verdad es que sigo estando a tiempo para decirte que coincido completamente con lo que comentas sobre Inside Out y Los Odiosos Ochos. El Marciano o incluso Spotlight, la injusta y, en mi opinión, incomprensible ganadora, tienen menos nivel que las mencionadas. Beasts of no nation no la he visto, así que no puedo opinar.
      Y sí, yo también soy un enamorado de Mad Max, pero sinceramente como película las mejores me parecieron La Habitación y La Gran Apuesta. Formidables ambas, cada una a su estilo.
      Un abrazo y gracias por la aportación 😉

  2. el JoKeR dijo:

    Ah y a mi me gustó más Fassbender en su Steve Jobs que Leonardo…

    • alber4 dijo:

      La verdad es que a mí también, pero desde luego Leonardo se lo merecía por una cuestión de justicia histórica. Así que me parece bien que se lo dieran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s