A deshora

Hay que ver cómo nos gustan a los españoles las noticias que afectan a nuestras horas de luz. A nuestro sol, a nuestro aire… igual que a los ciudadanos de Calenda, país imaginario descrito en la novela El Contrabandista de Pájaros, de Antonio Burgos.

Puede que pasemos muchas veces de cuestiones que realmente nos afectan más al bolsillo, a nuestra seguridad, a nuestro nivel de bienestar, o incluso a nuestra forma de convivencia, pero sale el tema de que la Unión Europea quiere acabar con el cambio de hora y todo quisqui habla de ello. Salen los expertos, los políticos, los analistas, la patronal, los sindicatos, los folclóricos…

Y claro, “Sánchez al rescate”, siempre al quite, también interviene y dice que hay que devolver a España al huso horario que en teoría nos corresponde por el hecho de que la mayor parte de que la Península esté situada al oeste del Meridiano de Greenwich. Dejar el muro de Berlín y volver a la torre de Londres. Cambiar el mayo de París por los claveles rojos de Lisboa. Volver a comer plátanos a la misma hora que los canarios y a tomar las uvas de Nochevieja con ellos.

Pues yo me quejo amargamente, digo que esto llega a deshora y que además no me convence. Si, como propone la Comisión Europa, nos quedamos con el horario actual, el de verano, me planteo muchas cosas. Y me cabreo.

¿Quién me devuelve a mí ahora todas esas horas perdidas de sol en noviembre en las que pude haber brillado con mi moreno tardío de ciudad en la playa de Las Moreras de Valladolid?

¿Quién me compensa ahora por esos errores que, debido a mi precario nivel como guitarrista, cometí al no atinar con la cuerda correcta una vez transcurrido el ocaso?

¿Quién me reintegra ahora todo ese tiempo en que no pude tocar mis mejores temas antes del temprano anochecer y conquistar con ellos la simpatía oculta de las vallisoletanas frente al Duque de Lerma?

¿Quién me asegura que la llegada prematura de la luna no me cortó la posibilidad de componer mi tema más melancólico con la decadente puesta de sol otoñal como testigo?

¿Quién me indemniza por haber segado mi creatividad cuando estaba escribiendo mis mejores versos en mi cuaderno cutre de folio cuadriculado con mi letra de doctor esquizofrénico, sentado junto al Puente Mayor?

¿Quién me devuelve las páginas que no pude leer sobre la arena artificial ennegrecida que tomamos prestada del Sardinero?

¿Es que acaso las nuevas medidas horarias van a darme todo esto con carácter retroactivo?

Claro, que también lo puedo ver a la inversa. Si a partir de ahora los días se acortasen en primavera y verano por el regreso al huso horario GMT +1, eso quiere decir que me robaron en mi adolescencia horas de botellón nocturno y clandestino.

Que me hurtaron la oscuridad que me protegía a la hora de practicar los vicios legales mientras añoraba los ilegales.

Que a ti y a mí, estés donde estés, seas quien seas, nos quitaron en ese maldito abril aquella hora mágica de oscuridad, previa a las farolas y a la caída total de la luz, en la que podíamos habernos follado refugiados tras la cascada del Campo Grande.

Que quizá esa hora de noche usurpada fue la que nos hacía falta para encontrarnos en el bar. Para conocernos en la fiesta de mi amigo, de tu hermana, de mi amiga con derecho a roce, aquella juerga nocturna y veraniega a la que no pude ir porque empezaba demasiado tarde.

La que necesitábamos para habernos comenzado a querer sin querer hacerlo.

Por lo tanto, no me vengáis ahora con rectificaciones, UE, gobierno español y gurús de la racionalización de horarios. Hay cosas que no se pueden arreglar.

Y a deshora, sale un sol alumbrando una esquina y alegrándome el día… — Robe Iniesta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en España, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A deshora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s