Una mirada artística a una realidad oscura, por Sara Herguedas

No tengo demasiado mobiliario en esta Buhardilla. Tampoco dejo que me lleguen demasiadas cosas del mundo exterior, contaminante la mayor parte del tiempo. Casi todo lo que llena este cuartito de contraluces y rincones extensos si se les aplica la imaginación, proviene de mi propia mente.

Sin embargo, incluso en un lugar tan alejado de los humos de la civilización, la cual por lo general sólo es captada a través de mi mirada torva y desconfiada, es preciso hacer excepciones y dejar que algunas cosas, por su valor artístico, su valentía y su intensidad crítica, se adentren como un tornado fresco y den un matiz diferente a la anarquía que impone en muchas ocasiones mi controvertida mente.

Es el caso del maravilloso trabajo que mi amiga Sara Herguedas De Castro realizó hace un tiempo acerca de una realidad con la que yo me siento especialmente sensibilizado, sobre todo cuando algunos presuntos gurús de la economía -así nos va- y los cegatos de turno se empeñan en ensalzarla como ejemplo de desarrollo y creación de riqueza. Se trata de una visión diferente de China, un país gigante, pero muy pequeño al mismo tiempo, un imperio económico que en realidad encierra un minúsculo oasis de prosperidad para muy pocos, un territorio vasto que contiene millones de diminutos dramas personales enmascarados por la opulencia de sus mandatarios y los fríos datos macroeconómicos. Una tierra de explotación, un paraíso para los violadores de derechos humanos. Un lugar de opresión, de mordazas y de ataduras, que mi amiga Sara, con su impresionante talento, reflejó de una forma que me conmovió desde el minuto cero. Por ello, lo menos que puedo hacer es “robárselo” y dejar que decore mi buhardilla, para recordarme a mí mismo que, como decía el gran Fox Mulder, “la verdad está ahí fuera”.

Imagino que a vosotros también os habrá cautivado y hecho reflexionar. Aprovecho para recomendaros que echéis un vistazo al artículo completo, ya que Sara realizó este trabajo para la revista on-line CL Magazine, y, si os apasiona el mundo del diseño gráfico y de la comunicación con imágenes, tampoco dejéis de visitar su web rizandoelrizo.net, porque es realmente buena. Y no lo digo porque sea su amigo, aunque sí con mucho orgullo.

A propósito, la imagen que ilustra la puerta de entrada a esta Buhardilla es obra de la elegante y creativa mente de Sara, así que el orgullo se transforma en honor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s